Aserto, una nueva startup generada por unos pocos veteranos de la industria tecnológica que desean construir una solución de autorización como servicio, anunció hoy una ronda de financiación de $ 5,1 millones de Costanoa Ventures, Heavybit Industries y varias luminarias de la industria.

Los dos fundadores de la empresa, Omri Gazitt, CEO y Gert Drapers, CTO, tienen décadas de experiencia en la construcción de algunos de los pilares de identidad de la industria, incluidos SAML, OAuth 2.0 y OpenID. Mientras los dos fundadores reflexionaban sobre qué hacer el próximo año, sintieron que la autorización sería una extensión natural de su trabajo sobre identidad y un área donde había pocas buenas soluciones para los desarrolladores.

“Si miras la autorización, realmente no ha avanzado en absoluto. La parte de acceso está realmente estancada en el mundo de la década de 2000. Y básicamente queríamos entender cómo sería la autorización en la era de SaaS y la nube. Creemos que es otra misión de 10 años con mucho dolor en este momento y mucho valor que podemos ofrecer ”, me dijo Gazitt.

LEER  18 startups de WA seleccionadas para el bootcamp Plus Eight

Si bien hay otras startups en etapa temprana que abordan un problema similar, Gazitt cree que su experiencia les da una ventaja, y lo ve como un área crítica para los desarrolladores. “Si piensa en la autorización, realmente se encuentra en la ruta crítica de cada solicitud de aplicación. Cada vez que envío una solicitud a su aplicación SaaS, este sistema de autorización debería estar en funcionamiento al 100% de tiempo de actividad y debería hacer su trabajo con un presupuesto de latencia de probablemente un milisegundo. De lo contrario, pesa demasiado en la aplicación ”, explicó.

La compañía está creando un servicio sofisticado que hace gran parte del trabajo para los desarrolladores, dándoles un control detallado sobre el control de acceso de roles basado en políticas utilizando lo que ellos llaman un enfoque de “política como” código para la creación, edición y almacenamiento. , gestión de versiones, creación, despliegue y gestión de reglas de autorización. La solución se construye utilizando el proyecto CNCF Open Policy Agent (OPA).

LEER  La startup británica de drones see.ai avanza para probar vuelos Beyond-Visual-Line-of-Might (BVLOS) - TechCrunch

Por ahora, la compañía todavía está trabajando con los primeros clientes, pero también está expandiendo la versión beta privada hoy. para incluir empresas adicionales que podrían beneficiarse de este tipo de solución.

Casey Aylward, quien lidera la inversión en Costanoa, ve un gran espacio abierto y un equipo experimentado listo para atacarlo. “Estoy muy emocionado de pensar en cómo son estos fantásticos juegos de ecosistemas en el mundo del código abierto. ¿Dónde deberíamos invertir? Y creo que ese será uno de ellos, y Wat Omri y Gert pensar en el problema y abordar el ecosistema es realmente, realmente la clave ”, dijo.

El negocio se lanzó en agosto de 2020, pero en realidad fue la culminación de muchas discusiones que Aylward y Gazitt tuvieron durante los últimos dos años sobre las licencias y cómo atacar el problema. Además de los dos fundadores, tienen seis empleados repartidos en cuatro continentes.

Cuando se trata de diversidad, Gazitt y Drapers son inmigrantes y su inversionista principal es una mujer, lo que aporta un elemento de diversidad a la empresa desde el principio, pero también es algo en lo que piensan a medida que avanzan. Y a medida que construyen el negocio . La participación de Aylward y otras mujeres ciertamente ayuda a poner esto en primer plano.

LEER  La start-up de tecnología alimentaria de Kenia, Kune, recauda $ 1 millón de pre-semilla para su servicio listo para comer - TechCrunch

“Francamente, es súper precioso que Casey, [and other women investors on the team Martina Lauchengco GP at Costanoa and Dana Oshiro, GP/GM at Heavybit] básicamente puede proyectar el punto de vista de que no somos solo un grupo de hombres sentados alrededor de una mesa con soluciones, por lo que es muy útil y […] no puedes empezar a pensar en ello demasiado pronto. No hay nada demasiado temprano con la diversidad ”, dijo Gazitt.

Si bien Gazitt y Draper trabajan en Seattle, su equipo está muy disperso y él dice que el plan es ser un negocio remoto primero. De hecho, ha pasado mucho tiempo charlando con empresas como GitLab y HashiCorp, dos empresas que han tenido éxito en la creación de negocios remotos para aprender más sobre cómo hacerlo bien.