Las personas más importantes en la vida de un emprendedor son sus clientes. Como propietario de un negocio, el éxito de su misión depende de su capacidad para construir una relación duradera con sus clientes. Ya sea que ofrezca un producto, servicio o sistema, los clientes satisfechos ayudan a generar nuevos clientes potenciales y a construir una reputación positiva para su marca.

El conocimiento de la marca es esencial para cualquier negocio, pero es diferente según el tamaño de su negocio. Marcas reconocidas, especialmente en el mercado del lujo, están haciendo de su estrategia de relación con el cliente una ciencia. Si bien es poco probable que su negocio tenga el tamaño de una marca centenaria, puede utilizar sus éxitos como modelo para el suyo. El icónico bolso de Louis Vuitton es un ejemplo clásico de clientes que trabajan como anunciantes. El bolso tiene un diseño distintivo y actúa como un símbolo de estatus, y todos los que lo usan básicamente ofrecen publicidad gratuita para la marca.

Si desea que sus clientes sean sus mejores anunciantes, debe asegurarse de que el mensaje de su marca único sea claro y de que su producto ofrezca algo duradero a los clientes.

Conviértete en una marca de hogar

La gente rara vez usa la frase “Lo busqué en línea”. En cambio, decimos: “Lo busqué en Google”. Aunque utilizan un motor de búsqueda diferente, la gente elige la marca “Google” para transmitir un mensaje. Como emprendedor, su objetivo debe ser crear un mensaje de marca tan claro que se utilice en la conversación. ¿Suena esto como un objetivo elevado? No es imposible. Para convertirse en una marca conocida, debe generar un interés continuo en el producto o servicio que ofrece.

Los propietarios de Happy Jewelers, una empresa de joyería de lujo, han descubierto que sus clientes más satisfechos son como anuncios ambulantes. La empresa familiar ha construido su notoriedad en la experiencia del cliente en lugar de invertir todo su dinero en publicidad tradicional. Esto significa que se enfocaron en las relaciones con los clientes, estuvieron disponibles para comunicarse en cualquier momento y mantuvieron al cliente regresando brindándole nuevos artículos y servicios de interés.

Esta estrategia ayudó a la empresa a generar seguidores leales que finalmente comenzaron a recomendar la marca a sus amigos y familiares. Han hecho todo esto mientras se aseguran de que el cliente se sienta como la relación más importante en la vida del propietario de la empresa.

Ya sea que venda un producto o servicio tangible, la mejor inversión que puede hacer desde el principio es crear una experiencia positiva para el cliente, educar a sus empleados y enfocar su mensaje comercial principal. Asegúrese de que los productos y servicios que ofrece satisfagan todas las necesidades del cliente y realice un seguimiento después de las compras para asegurarse de que estén satisfechos. Esto creará conciencia de marca y le brindará más puntos de contacto. A medida que sus clientes le digan a sus amigos que le compraron el producto, su negocio crecerá de boca en boca y se convertirá en un nombre familiar por derecho propio.

Ofrezca una experiencia con valor duradero

El recorrido del cliente es más que la distancia hasta la compra del producto. Si desea que su negocio crezca, debe invertir en el cliente incluso después de que haya realizado una compra. Happy Jewelers implementa esta idea ofreciendo una garantía de por vida en todos sus productos. Junto con el valor duradero de las joyas, un producto que a menudo se transmite de generación en generación, la empresa ofrece una experiencia continua y un artículo de valor duradero.

Tal vez no pueda ofrecer una garantía de por vida para su producto o servicio, eso está bien. En su lugar, piense en cómo puede construir una relación con el cliente a largo plazo. ¿Puede ofrecer actualizaciones, reparaciones o tutoriales de productos para el sistema tecnológico que ofrece? La experiencia del cliente es más que una simple compra. Ofrezca recursos educativos, una experiencia de servicio al cliente única o programas de fidelización.

Sus clientes son su activo publicitario más valioso. Antes de gastar dinero en estrategia publicitaria, asegúrese de que sus clientes estén contentos con su experiencia con su marca y conozcan el mensaje principal que desea comunicar. Cree un recorrido del cliente que los haga volver por más y generará una base de suscriptores leales que compartirán sus productos con su red.

LEER  Ocho maneras en que los empleadores pueden preparar a sus empleados introvertidos para el éxito