Es un hecho empírico que la mayoría de las startups fracasan. De hecho, cuanto más innovadora sea su idea de inicio, mayores serán sus posibilidades de fracaso. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, dos de cada diez nuevas empresas fracasan durante el primer año de funcionamiento y seis de cada diez no llegan a su décimo aniversario. Sin embargo, si solo cuenta las nuevas empresas innovadoras, según el proyecto Startup Genome, la cantidad de nuevas empresas que fracasaron es 11 de 12.

Esta estadística deja en claro que es imperativo tratar de determinar si tiene la idea correcta para comenzar antes de comprometerse por completo con sus recursos a fin de minimizar las posibilidades de que pierda su tiempo y esfuerzo en algo que está condenado al fracaso. creación.

El problema es que, si está planeando hacer algo realmente nuevo y no probado, ningún experto en el mundo puede decirle si funcionará o no. Por lo tanto, depende de usted hacer el trabajo y validar su idea de la manera más rápida y eficiente posible.

Los denominados experimentos de validación son tan cruciales para las empresas emergentes que se están convirtiendo en el estándar de la industria. Pocos inversores de nueva creación moderna prestarían atención a las ideas de su aplicación a menos que tenga algún tipo de evidencia empírica de que se dirige en la dirección correcta hacia el ajuste del producto al mercado.

Su objetivo es simple: determinar si el problema que está resolviendo realmente existe y si la solución que planea implementar es viable. Y la evidencia más convincente para ambos es el dinero que cambia de manos: los ingresos.

La clave está en hacerlo con el mínimo de recursos, esfuerzo y tiempo. Por lo general, debe crear un prototipo comprobable e intentar generar ventas. Sin embargo, incluso un prototipo funcional para una idea innovadora puede ser bastante caro, y hay mucho que puede hacer para validar su idea de inicio antes de escribir una sola línea de código. Siga estos cuatro pasos.

  • El primer paso es definir su oferta y presentarla. Puedes crear una página de destino o una presentación si vas a vender en persona.
  • El segundo paso es encontrar su MVS: su segmento mínimo viable. Personas que tienen exactamente el problema que está tratando de resolver y que generalmente pueden ser contactadas de la misma manera. Debe poder vender la misma solución a un segmento de mercado lo suficientemente grande. Adaptar su solución a las necesidades de cada cliente no es escalable: usted es una startup, no una empresa de consultoría, y las startups deben ser escalables.
  • El tercer paso es intentar ejecutar preventas. Comuníquese con miembros de su MVS, publique en grupos de redes sociales o foros donde es probable que se encuentren estas personas e incluso ejecute campañas publicitarias bien dirigidas y a pequeña escala para medir el interés. Si la preventa no es posible, intente recopilar correos electrónicos de sus clientes potenciales prometiendo contactarlos una vez que tenga un prototipo funcional. Sin embargo, tenga en cuenta que es más probable que las personas le den su correo electrónico que su dinero (especialmente si habla con ellos en persona).

Si vende en persona, puede ser una buena idea hacer preguntas en la entrevista del cliente antes de intentar vender su solución.

  • El último paso es entrevistar a sus clientes para obtener comentarios.. Si sus resultados no son los que esperaba, repita su oferta o MVS según los comentarios y repita todo el proceso hasta que tenga suficiente evidencia de que su solución resuelve un problema que los clientes necesitan y por el cual pagan con gusto.

Durante este proceso, asegúrese de cuestionar sus suposiciones. No intente influir demasiado en sus clientes, no intente encontrar una solución sin validar su necesidad. Más bien, actúe como un científico que trata de descubrir la verdad haciendo y probando hipótesis.

De igual importancia, trate de no apegarse a su idea original. El objetivo del experimento es desafiarlo y transformarlo en algo más adecuado a la realidad.

En resumen, antes de comprometerse a construir su nueva startup innovadora, valide su idea de la siguiente manera:

  1. Defina su oferta
  2. Definición de su segmento mínimo de clientes viables
  3. Preventa en curso
  4. Recopile comentarios y evalúe sus resultados
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: Promedio: )
LEER  Las emprendedoras de alto crecimiento recurren a las redes para un crecimiento más rápido