Parece que el comportamiento del director ejecutivo de Better.com, Vishal Garg, lo está alcanzando.

Esta mañana, la junta directiva de Better informó a los empleados por correo electrónico que Garg se tomaría un tiempo libre inmediatamente después de los “eventos muy desafortunados de la semana pasada”.

La medida se produjo, según un empleado que no quiso ser identificado, después de que la compañía de hipotecas digitales contratara a una empresa en crisis a principios de esta semana. Para aquellos de nosotros que hemos seguido el drama durante la última semana, durante el año pasado, en realidad, no fue una sorpresa.

Han surgido más detalles del comportamiento del ejecutivo, incluso en correos electrónicos que surgieron esta semana en los que Garg reprendió a sus propios inversores, informó Vice. Ya tenía la reputación de usar un lenguaje abusivo en los correos electrónicos a los empleados, pero el trato a sus inversionistas fue otro impacto.

En el correo electrónico a los empleados enviado esta mañana, la junta dijo que durante el período interino, el director financiero Kevin Ryan asumiría las responsabilidades de director ejecutivo. También reconoció que había contratado a “una empresa externa independiente para realizar una evaluación de liderazgo y cultura”, cuyos resultados “se tomarían en cuenta para construir una cultura positiva y sostenible a largo plazo en Better”.

Pero la decisión puede ser demasiado pequeña, demasiado tarde. TechCrunch habló con varios empleados actuales y anteriores que siguen siendo escépticos de que una cultura tóxica pueda revertirse tan rápidamente. Esos mismos empleados compartieron que la supuesta “disculpa” del director ejecutivo, que se produjo después de las renuncias de los jefes de relaciones públicas, marketing y comunicaciones de la empresa, se consideró en general como una verificación de daños falsa.

Una empleada dijo que había considerado renunciar incluso antes de los eventos recientes, pero finalmente la llevaron al límite.

Garg “lidera por el miedo”, dijo, prefiriendo no ser nombrada. “Nunca nada es suficiente. Amenazó a los empleados con trabajar más duro, más rápido y no ser perezosos, pero nunca hubo claridad sobre las posibles consecuencias”.

Aparentemente, la presión se ha intensificado en los últimos meses, ya que la empresa se ha visto afectada cuando ha disminuido el número de refinanciaciones.

“No fue ninguna sorpresa que el mercado se volviera en nuestra contra”, dijo el empleado. “Pero las predicciones del modelo eran que no sucedería tan rápido. Parecía haber más ansiedad subyacente después de la inversión de SoftBank durante el verano y a medida que se acercaba el PSPC. Pero podrían haber sido más transparentes y simplemente admitir que contrataron personas el año pasado. “

La compañía despidió al 9% de su personal la semana pasada, un día después de recibir una inyección de $ 750 millones en virtud de un acuerdo de PSPC modificado. Si bien no es la primera (o posiblemente la última) empresa en despedir trabajadores a través de Zoom en esta era pandémica, la forma en que se manejó pareció ofender incluso a los observadores casuales.

Otro signo de pánico fue que la empresa, después de declararse la primera desde la distancia, de repente estaba pidiendo a la gente que volviera en persona. Fue confuso para muchos, incluidos aquellos que ya se habían mudado y comprado casas en otras ciudades.

A mediados de noviembre Carcasa de alambre informó sobre los resultados preliminares publicados por Aurora Acquisition Corp., socio de Better en SPAC, y reveló que el prestamista digital esperaba una pérdida neta de entre $ 85 millones y $ 100 millones en el tercer trimestre. Y el pronóstico parecía aún peor para el cuarto trimestre, según un Presentación de la S-4 ante la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos.

Según HousingWire: “El registro señaló que las fluctuaciones en las tasas de interés, que afectan a las empresas de reacondicionamiento más que a la compra de negocios, y una reciente reorganización de los equipos de ventas y operaciones de Better han ejercido presión sobre los ingresos netos del negocio y continuarán haciéndolo para el futuro previsible. el próximo trimestre, ya que la empresa intenta entrar en un mercado de compras.

Esto es después de un año en el que Garg recibió un bono en efectivo de $ 25 millones: “En 2020, después de haber solicitado previamente un premio basado en acciones, nuestro CEO recibió un bono discrecional único de $ 25.0 millones según lo determinado por la junta en función de su desempeño en 2020”, afirma la carpeta S4.

Mientras tanto, una ex empleada dijo que a sus colegas restantes se les pedía recortes salariales y no recibían bonificaciones. Agregó que durante la pandemia, a pesar de su lejanía, los empleados en contacto con los clientes se vieron obligados a tomar descansos de exactamente 15 minutos y 30 minutos.

“Sí pasamos incluso un minuto, los gerentes hablaron con nosotros ”, le dijo a TechCrunch. “Algunos miembros del equipo incluso han hablado con altos ejecutivos al respecto”.

El mismo empleado también se burló de la idea de que Better estuvo a la altura de su imagen como fintech donde había muchas oportunidades de crecimiento.

“Better se presentó como una poderosa startup fintech donde cualquiera que quisiera crecer dentro del ecosistema podría hacerlo. Estaba mal “, dijo.” Casi no había oportunidades de crecimiento, aumento, colaboración entre departamentos, etc. Los gerentes eran máquinas de ventas y cualquiera que fuera el camino. En la carrera, no había lugar para el éxito … En Better, básicamente éramos enseñado a presionar a los clientes / llamantes para que fijen las tarifas, cualquiera que sea su intención.

Better no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios por correo electrónico.

LEER  Docs startup Almanac recauda $ 34 millones de Tiger a medida que el trabajo remoto se endurece - TechCrunch

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: Promedio: )