El panorama actual de las redes sociales está dominado por las corporaciones Web2, sobre todo Meta (Facebook) y Twitter. Las empresas recopilan datos de miles de millones de usuarios y obtienen miles de millones de dólares en ingresos a partir del contenido generado por los usuarios. Si bien es excelente para las corporaciones y sus accionistas, tiene un costo para los usuarios promedio y los creadores de contenido profesional.

Pero en un futuro cercano, es probable que las redes sociales descentralizadas, o Web3, acaben con este viejo modelo al devolver el poder a los usuarios.

No más patadas a usuarios recalcitrantes

Debido a que las plataformas como Facebook, Instagram y Twitter están centralizadas, los usuarios quedan a merced de los jefes de las empresas que exigen el cumplimiento de las políticas de sus plataformas. Si los usuarios no cumplen, pueden perder en segundos el contenido y los seguidores que han estado construyendo durante años.

Un ejemplo famoso es la prohibición de Twitter del expresidente Donald Trump. Si bien puede debatir las opiniones de Trump, la decisión de la administración de Twitter no incluye a los millones de usuarios de Twitter que hacen que la plataforma sea tan valiosa. Esto mostró el poco control que tienen los usuarios de Web2 sobre las decisiones de Twitter relacionadas con su contenido, a pesar de que son ellos quienes crean valor para la empresa.

LEER  La estrella de fútbol de las Grandes Ligas, Kieran Gibbs, revela planes para convertir el 50% de su salario a Bitcoin

¿La belleza de Web3? Los jefes corporativos ya no podrán dictar quién puede usar sus plataformas.

¿Otro problema con las redes sociales Web2? jardines amurallados

Otro problema con las redes sociales Web2 es que se caracterizan por ser «jardines amurallados». Si tiene 1 millón de seguidores en Instagram y desea crear una cuenta de YouTube, debe comenzar con cero seguidores. No hay forma de mover a su audiencia porque se trata de las plataformas individuales, no de usted. Esto es cierto incluso para las plataformas que pertenecen a la misma empresa, como Facebook e Instagram.

Conectado: Redes sociales descentralizadas: ¿La próxima gran cosa en Crypto?

Web3 presenta soluciones para reducir la cantidad de intermediarios, crear un ecosistema abierto, permitir nuevas formas de monetización y brindar a las personas más poder no solo sobre su contenido, sino también sobre sus seguidores.

Nuevas cadenas de bloques en el horizonte

Múltiples plataformas han lanzado lo que podría cambiar la industria de las redes sociales a Web2. Estos incluyen Lens Protocol del equipo Aave y DeSo respaldado por Andreessen Horowitz. Ambos están diseñados para alojar aplicaciones de redes sociales descentralizadas. Ya tienen múltiples aplicaciones en vivo, incluidas Lenster, Phaver, Iris (Twitter descentralizado) y LensTube (YouTube descentralizado).

LEER  Hong Kong posicionado como el país más cripto-preparado en 2022

¿Cómo trabajan? Con Lens, por ejemplo, los usuarios pueden usar un token no fungible (NFT) para vincular su contenido y seguidores directamente a una billetera de criptomonedas. Esto significa cero dependencia de una sola plataforma, ya que tienen acceso multiplataforma a sus seguidores.

Si un usuario publica algo, se comparte automáticamente en todas las plataformas que utiliza. Y debido a que sus seguidores están conectados a través de diferentes plataformas, tienen la misma cantidad de seguidores en cada plataforma. Si aparece una nueva plataforma, los usuarios no tienen que volver a crear su audiencia. Desde la perspectiva de Web2, es como tener una cuenta conectada directamente a Internet en lugar de una conectada al ecosistema cerrado de Facebook.

Monetización directa del usuario en lugar de anuncios

Otra característica de las redes sociales de Web3 es que, en lugar de generar ingresos por publicidad, los usuarios tienen la posibilidad de monetizar directamente su trabajo. El modelo incentiva a los usuarios a publicar mucho mejor contenido. Esto se simplifica al permitir que los creadores establezcan una tarifa para «recopilar» sus publicaciones, o establecer una tarifa para seguirlas. Luego, los ingresos fluyen directamente al creador, no a la plataforma.

Los influencers acelerarán la adopción

Algunos críticos argumentan que las redes sociales de Web2 tienen tanta ventaja que será imposible que las redes sociales de Web3 se pongan al día. Pero la realidad es que los beneficios de las redes sociales descentralizadas son tan significativos que los grandes creadores de contenido cambiarán, llevándose a sus audiencias con ellos.

LEER  Bitcoin atrapado en una tendencia bajista, pero la 'trifecta de positivos' grita 'valor profundo'

Conectado: El metaverso cambiará el paradigma de la creación de contenidos

Ya hay muchos ejemplos de personas influyentes prominentes que tienen sus propias plataformas de redes sociales porque las plataformas corporativas ya no les permitirían compartir su contenido. Web3 ofrece una solución obvia para el creciente número de personas que han sido prohibidas por Web2.

¿Asegurar la propiedad de su propio contenido y seguidores? ¿Maneras fáciles de monetizar su trabajo? ¿Conectar todo esto con NFT fáciles de usar? ¿De qué hay que quejarse? La tecnología Blockchain nos brinda un espacio de redes sociales que recompensa a los usuarios, no a las plataformas, y es mejor que cualquier cosa con la que hayamos soñado en el pasado.

Darius Mukhtarzadeh es un empresario de criptomonedas centrado en aplicaciones de redes sociales descentralizadas. Anteriormente trabajó como investigador para Sygnum, el primer banco de activos digitales del mundo. También ha trabajado para Ernst & Young en consultoría de blockchain y para varias startups en Swiss Crypto Valley.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados ​​aquí son únicamente del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: Promedio: )