A medida que la comunidad criptográfica crece y los volúmenes comerciales alcanzan nuevos máximos, Estados Unidos también está haciendo más esfuerzos para garantizar que el Servicio de Impuestos Internos (IRS) pueda recaudar adecuadamente el impuesto a las criptomonedas.

El fiscal federal Damien Williams, el fiscal general adjunto adjunto David Hubbert y el comisionado del IRS Charles Rettig anunciaron que el juez federal Paul Gardef autorizó al IRS a emitir una «citación judicial John Doe», un término utilizado cuando el IRS investiga a contribuyentes desconocidos.

La citación obliga a MY Safra Bank, con sede en Nueva York, a proporcionar información sobre los contribuyentes que pueden no haber informado y pagado impuestos sobre sus transacciones criptográficas. Según el anuncio, el IRS está investigando específicamente a los usuarios del intercambio de criptomonedas SFOX.

El IRS cree que, aunque los usuarios de criptomonedas deben informar las ganancias y pérdidas, existe una importante falta de cumplimiento por parte de los contribuyentes en lo que respecta a los activos digitales. Según Williams, el gobierno utilizará todas sus herramientas para identificar a los contribuyentes y asegurarse de que todos paguen sus impuestos. Explicó que:

«Los contribuyentes están obligados a informar con veracidad sus obligaciones tributarias en sus declaraciones, y las obligaciones derivadas de las transacciones con criptomonedas no están exentas».

Por otro lado, Rettig dijo que la autorización de la citación de John Doe respalda sus esfuerzos para garantizar que los contribuyentes de criptomonedas «paguen su parte justa».

LEER  Irán importa USD 10 millones en criptomonedas y planea un uso 'generalizado' para fines de septiembre

Conectado: El experto en impuestos dice que comprar criptomonedas no es un hecho imponible

Mientras tanto, la firma de criptoanálisis Coincub publicó recientemente un estudio que muestra qué países son los peores en términos de criptoimpuestos. Bélgica ocupa el primer lugar con su impuesto sobre las ganancias de capital del 33% y la retención del 50% sobre los ingresos de las transacciones. En segundo lugar se encuentran Islandia, Israel, Filipinas y Japón.

El 6 de septiembre, el gobierno australiano consultó al público sobre una nueva ley que excluiría a las criptomonedas de ser consideradas una moneda extranjera en lo que respecta a impuestos. El gobierno ha dado al público 25 días para comentar sobre la propuesta. Si se convierte en ley, se revisará la definición de moneda digital en la Ley de impuestos sobre bienes y servicios de los estados.