Hace unas semanas, durante una sesión de entrenamiento, un profesor universitario con el que trabajo describió una divertida actividad matemática. Les pidió a sus estudiantes de educación a distancia que construyeran fuertes en los techos. Como puede imaginar, los estudiantes calcularon el área, el perímetro y los volúmenes de sus fuertes. Lo sorprendente fue que durante días después de esta lección, estos estudiantes se conectaron al salón de clases desde el interior de sus santuarios de cubierta.

Casi sin darse cuenta, durante un momento particularmente difícil de sus vidas, los estudiantes construyeron entornos de aprendizaje sobre los que tenían libre albedrío. Más precisamente, estaban comprometidos.

Un año después del inicio de la pandemia, las arenas educativas siguen cambiando de persona a distancia, a concomitante (o híbrido) y viceversa. Y casi todas las conversaciones que tengo con los maestros, ya sean maestros, educadores o administradores, tratan sobre la participación de los estudiantes. A veces, estas conversaciones son con administradores preocupados por el creciente número de estudiantes en la lista de DF de la escuela o con maestros inconsolables por los estudiantes que no encienden sus cámaras, entregan su trabajo o no participan en discusiones y cuya presencia (virtual o en persona) es esporádico en el mejor de los casos.

LEER  11 hechos sobre el liderazgo de TI de K-12

Todos se preguntan, con cierta urgencia, cómo podemos estimular la participación de los estudiantes en estas circunstancias difíciles y fluctuantes. Desde mi punto de vista, las causas y los síntomas son múltiples. Necesitamos asociarnos con los estudiantes, individual y colectivamente, para descubrir las causas fundamentales y capacitarlos para que sean sus propios antídotos.

Actuaciones exitosas

Mucho antes de la pandemia, la investigadora Amy Berry estaba examinando la participación de los estudiantes y, durante los últimos meses, el fundador de TeachThought, Terry Heick, se ha unido a esa conversación. Tanto Berry como Heick ofrecen inversiones continuas para los estudiantes en el aprendizaje, desde la rebelión absoluta en el estudiante obediente que ‘estudia’ hasta el estudiante completamente comprometido con libertad de acción sobre su aprendizaje y motivación intrínseca para seguir creciendo. Que nuestros estudiantes estén distribuidos en este continuo no es nuevo; que tantos estudiantes ahora parecen haber caído en el retraimiento es lo que es tan preocupante.

LEER  VHS Learning elige a la Dra. Yolanda D. Johnson para su Junta Directiva

Cuando veo a los estudiantes como individuos e intento identificar las causas fundamentales de su falta de compromiso percibida, encuentro útil considerar las variables del éxito en el desempeño: conocimiento, habilidades, ambiente de aprendizaje y motivación para aprender. La ausencia de solo una de estas variables puede tener un impacto profundo en el compromiso.

En particular, cuando los profesores enseñan y los alumnos aprenden en contextos tan variados y fluctuantes, me inclino a centrarme en el impacto del entorno de aprendizaje en la capacidad de participación del alumno. Esto es parte de lo que hizo que la lección de portada fuera tan exitosa. Dentro del fuerte, los estudiantes pudieron evitar distracciones y concentrarse. Podían elegir qué llevar a sus fortalezas y qué compartir con cualquiera que pudiera ver su video. Los estudiantes universitarios atraviesan la fase de desarrollo más vulnerable y consciente de sí mismos. Y al obligar a estos estudiantes a mantener sus cámaras de video encendidas, los estamos forzando a dejar entrar a sus espacios privados a muchas personas que de otra manera nunca tendrían acceso a esos espacios. Visto desde este punto de vista, no es tan sorprendente que en general no participen activamente en su aprendizaje en estos días.

Ya sea que estén socialmente distantes, sentados detrás de pantallas transparentes en el aula o en casa y atados a una pantalla, el bienestar emocional de nuestros estudiantes es, con razón, nuestra principal preocupación. El plan de estudios se puede compactar. Las brechas de aprendizaje se pueden llenar. Pero las heridas emocionales son más difíciles de superar. La inversión en el aprendizaje socioemocional ha adquirido una nueva urgencia y, a través de este trabajo, podemos capacitar a los estudiantes para que comprendan sus propias barreras únicas para la participación y hacer que ese pensamiento sea visible para nosotros.

Hacia un pensamiento visible

A menos que abordemos el desarrollo de las habilidades de aprendizaje social y emocional a través de un marco de equidad, no solo estamos limitados en el crecimiento que podemos ayudar a nuestros estudiantes a lograr, sino que corremos el riesgo de empeorar el daño que nuestros estudiantes ya han soportado. CASEL es un líder intelectual reconocido de SEL, así que exploremos las habilidades que ya describieron: autoconciencia, autogestión, conciencia social, habilidades para relacionarse y toma de decisiones responsable.

Fuente: CASEL

A medida que desarrollamos la autoconciencia y la capacidad de autogestión de los estudiantes, debemos incluir la consideración de los prejuicios y privilegios implícitos en este trabajo. Los estudiantes que son conscientes de las creencias inconscientes que han desarrollado y de las oportunidades que disfrutan – o no disfrutan – pueden desarrollar una cultura racial y cultural. Su comprensión de los patrimonios históricos y los sistemas institucionales que influyen en su conciencia social y sus relaciones los capacitan para amplificar las voces marginadas. El resultado de desarrollar esta conciencia de sí mismos y de la sociedad significa que los estudiantes toman decisiones responsables de manera que promuevan la equidad y las oportunidades.

Volvamos a los puntos fuertes de la cobertura y examinemos cómo se puede ampliar la lección para incluir oportunidades para que los estudiantes practiquen las habilidades de SEL. Los estudiantes pueden diseñar su espacio de aprendizaje ideal y personalizado teniendo en cuenta sus necesidades audiovisuales, cinestésicas y otras. Podrían hacer un prototipo de sus diseños y presentarlos en vivo a la clase o como un proyecto sometido a consideración de otros, y luego retroalimentarse mutuamente sobre sus conceptos. Desarrolle este ejercicio invitando a los estudiantes a buscar un problema comunitario que puedan abordar. Quizás estén diseñando refugios para jóvenes sin hogar o refugios temporales para familias en áreas devastadas por tormentas.

Más allá de las matemáticas, y la lectura de no ficción y los estudios sociales, los estudiantes examinarán sus propias necesidades y prejuicios y desarrollarán empatía con personas cuyas vidas y experiencias son diferentes a las de ellos. En el proceso de construcción, presentación y retroalimentación de sus diseños, los estudiantes practicarán la comprensión de una audiencia y la comunicación efectiva y productiva. En última instancia, los estudiantes toman decisiones en aras de la justicia, la oportunidad y la acción informada.

Cuanto más conscientes sean nuestros estudiantes de sus procesos de aprendizaje y puedan hacer que su pensamiento sea visible para nosotros, mejor podremos promover su desarrollo. Para ello, captar su reflexión es fundamental, sobre todo cuando los alumnos están distantes y distribuidos. Aquí hay una guía que los estudiantes pueden usar para recopilar evidencia de su crecimiento SEL (o dominio de las metas de aprendizaje del programa) y explicar las perspectivas que obtienen de ese aprendizaje.

OBJETIVO DE APRENDIZAJEEVIDENCIAAVANCE
Puedo dar y recibir comentarios constructivos.He dicho…
He oído…
Así que en el futuro …
Puedo reconocer cuando algunos aspectos de mi identidad me dificultan comprender a otras personas o situaciones.Experimenté …Por culpa de eso…
Puedo usar la tecnología para conectarme, colaborar y aprender con otras personas.He creado…Ahora me doy cuenta …

Cuando los estudiantes tienen cierta libertad de acción sobre el camino, el ritmo, el tiempo y el lugar de su aprendizaje, invierten en él. Cuanto más hagamos visibles todos nuestros pensamientos, mejor equipados estaremos para construir comunidades de aprendizaje sólidas y equitativas que puedan prosperar en estas circunstancias educativas fluidas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: Promedio: )